Rechaza AMLO espionaje a periodistas con Pegasus: es mentira, solo son labores de inteligencia, dice

El presidente afirmó que Sedena tiene labores de inteligencia y no de espionaje

Ciudad de México.- El presidente Andrés Manuel López Obrador rechazó que se espíe a periodistas u opositores, como denunció ayer la Red en Defensa de los Derechos Digitales (R3D) que sucedió entre 2019 y 2021 con el software Pegasus, el mismo que fue usado en el gobierno de Enrique Peña Nieto.

En conferencia en Palacio Nacional, el mandatario fue cuestionado acerca de las acusaciones de este lunes acerca de las labores de espionaje de la Secretaría de la Defensa Nacional en contra de periodistas y defensores de Derechos Humanos.

“No es cierto que se espíe a periodistas u opositores, no somos iguales a los anteriores, no es cierto, yo hice el compromiso de que nadie iba a ser espiado, ningún opositor, entonces, si tienen pruebas, las presentan. Es mentira, así de sencillo”, dijo.

López Obrador aseguró que la Sedena no lleva a cabo labores de espionaje, sino de inteligencia para atender el problema de inseguridad en el país.

Acusó que los señalamientos contra su administración tienen el objetivo de equiparar éste con los gobiernos pasados.

Ellos (militares) tienen labores de inteligencia que llevan a cabo, que no de espionaje, que es distinto, nosotros no espiamos a opositores y lo que buscan nuestros adversarios es equipararnos con los que gobernaban anteriormente y no somos lo mismo.

“Si yo sostengo que no se va a espiar a nadie, es eso, no tengo doble discurso, mi doctrina no es la hipocresía. No tenemos nada que ocultar, no somos iguales. El gobierno no se mete en el espionaje en el tiempo que llevamos nosotros”, afirmó.

Lo anterior, porque de acuerdo con la investigación de Proceso, Animal Político y Aristegui Noticias, en las que también participaron Artículo 19 México y Centroamérica, así como SocialTIC, hay pruebas del espionaje de al menos tres personas mediante el software Pegasus, creado por NSO Group.

La periodista Nayeli Roldán explicó a López Obrador que entre las pruebas están las infecciones de periodistas y defensores de derechos humanos mediante un malware. Además, que las víctimas tienen en común las investigaciones que realizaban sobre violaciones a derechos humanos por parte de militares.

Con información de Excelsior