Masacre en Texas: al menos 18 niños y tres adultos muertos durante balacera en escuela primaria

Al menos una veintena de muertos, entre ellos 18 niños, deja otra masacre, registrada este martes en una escuela de Estados Unidos


La policía de Uvalde abate al supuesto atacante, de 18 años, que irrumpió en la primaria Robb con una pistola y un rifle
La tragedia de las matanzas en colegios de Estados Unidos tiene un nuevo capítulo. Un tiroteo en una escuela primaria de Uvalde, una localidad de 16.000 habitantes en el centro de Texas, ha dejado al menos una veintena de muertos (18 niños y dos o tres adultos, uno de ellos un profesor), según lo informado la policía y un senador del Estado.

El balance anterior, proporcionado por el gobernador del Estado, Greg Abbott y aseguró en una rueda de prensa que el atacante, un joven de 18 años al que identificó como Salvador Ramos, fue abatido por la policía.


Según el relato de Abbott, Ramos llegó a la escuela con una pistola y se cree que también un rifle y “disparó y mató, de manera horrible e incomprensible” a más de una docena de niños y un profesor. La policía ha informado de que también acabó con la vida de su abuela antes de dirigirse al colegio. Ramos era un alumno del instituto de la propia localidad, cercano a la escuela de primaria. Actuó solo, según los primeros indicios.


Se trata de una de las peores matanzas en un centro educativo de Estados Unidos en la última década. Es la mayor en una escuela de primaria desde la masacre de Newton (Connecticut), cuando un joven de 20 años, Adam Lanza, tras disparar a su madre, mató a 26 personas, incluidos 20 niños de 6 y 7 años, en el colegio Sandy Hook. Se suicidó después. En 2018, en un instituto de Parkland (Florida), un antiguo alumno de 19 años que había sido expulsado mató a 17 personas, en su mayoría adolescentes.


El ataque ha ocurrido en la mañana del martes en el centro educativo Robb, adonde se desplazó la policía rápidamente. No se han especificado las edades de los fallecidos. Un adulto y un menor han sido trasladados a un hospital de la ciudad de San Antonio, a 140 kilómetros de distancia, para ser atendidos de heridas graves.


Robb es una escuela de primaria y sus alumnos son niños menores de 10 años en su mayoría. En torno al 90% de ellos son hispanos y muchos de ellos pertenecen a familias con pocos medios. Este jueves era el último día del curso.
Con información de El País