Estas son las secuelas que tendrían los asintomáticos o los que fueron enfermos leves de Covid

Compartir
  •   
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  


Según estudios, El 85 % de las personas que contrajeron el Coronavirus (de forma asintomática o no) pueden presentar secuelas posteriores.

Las personas que contrajeron el virus pero fueron asintomáticas al COVID-19 también pueden evidenciar secuelas después de haberse recuperado del virus, según ha quedado demostrado en los últimos estudios.

El 85 % de quienes contrajeron la enfermedad pueden presentar afectaciones. Estas se presentan en órganos como el corazón, el hígado, y los pulmones, entre otros.

El vicedecano del Colegio Médico del Perú, Ciro Maguiña, señaló que en estos órganos existen células, por ejemplo, en el tracto respiratorio y en la piel, en las cuales el virus se adhiere causando lesiones. “Mientras tengas adhesión va a causar daño o lesión”, indicó.

El científico señaló que, en muchas personas, el COVID-19 fue muy dañino a nivel celular. Comentó que, a modo de ejemplo, el virus en algunas personas puede causar hinchazón o lesiones en la piel, así como la caída del pelo.

“En el caso del pulmón no sabemos si esa lesión va a quedar como un hueco o una mancha. Muchas veces el cuerpo es tan sabio que lo supera en base a sus defensas. En el caso de la caída del cabello, probablemente sea transitorio porque como esta enfermedad no dura eternamente, el cuerpo puede nuevamente regenerar”, dijo el médico.

Más tarde señaló que “No porque sea asintomático voy a estar tranquilo y no me va a pasar nada. Hay descripciones de gente asintomática que luego de meses bruscamente hace taquicardia y paro cardíaco”, agregó el científico.

Finalmente, añadió que es importante que nadie baje la guardia en estos momentos y por el contrario todos tenemos que mantener las medidas de prevención ya establecidas por los diversos gobiernos del orbe, como el lavado frecuente de manos por un tiempo prudente y usando jabón; el uso de mascarillas en lugares públicos o reuniones con más personas y mantener el distanciamiento social.

Pero sin muchos los científicos que están dando alertas sobre este tema. «Esta es una enfermedad que tiene varios misterios involucrados, en comparación con el virus respiratorio habitual», dice el Dr. Gregory Poland, experto en COVID-19 de Mayo Clinic. «Por un lado, vemos manifestaciones muy graves pero variables. Por otro lado, (vemos) infección sin síntomas. También vemos una disminución de la inmunidad con el tiempo con este coronavirus».

Lo que está empezando a surgir, según el Dr. Poland, es esta idea de COVID-19 y los «transportistas de larga distancia», que es un término utilizado para describir a las personas que desarrollan complicaciones a largo plazo y continuas.

«Realmente estamos viendo una serie de informes de personas que informan fatiga prolongada, dolores de cabeza, vértigo (y), curiosamente, dificultades cognitivas, pérdida de cabello, problemas cardíacos y disminución de la capacidad cardiorrespiratoria. Lo que vamos a descubrir es que una gran parte – no todo, pero una gran parte de eso – probablemente se relacione con el daño significativo a nivel celular que este virus puede causar», dice el Dr. Poland.

Algunos de los posibles efectos a largo plazo pueden afectar incluso a pacientes asintomáticos o con casos leves de COVID-19.

«Creo que es un argumento de por qué nos tomamos esta enfermedad tan en serio», dice el Dr. Poland. «Las personas que están pensando, especialmente los jóvenes: ‘(Es una) enfermedad leve, ya sabes. Es posible que ni siquiera tenga ningún síntoma, y ​​lo superé’. Los datos sugieren lo contrario: hay evidencia de daño miocárdico, miocardiopatía, arritmias, fracciones de eyección disminuidas, cicatrices pulmonares y accidentes cerebrovasculares.

«Y luego, en la fase más aguda, que se prolonga durante uno o dos meses, ha surgido este problema realmente interesante de las anomalías de la coagulación, que han sido responsables de las oclusiones arteriales y venosas de vasos pequeños y grandes. Así que esto puede ser un problema. El virus es realmente perverso en algunas personas», dice el Dr. Polonia.

«Vamos a ver que surgen más y más consecuencias a más largo plazo, y vamos a necesitar estudiarlas tan enérgicamente como lo hicimos con los síntomas agudos. Catalogarlos, comprenderlos y luego hacer ensayos clínicos para averiguarlo. Averiguar cuál es la mejor forma de tratarlos», dice el Dr. Poland.

Fuente: Terra