Capturan a Ministerio Público involucrada en secuestro

 

Culiacán.- Por el delito de extorsión y secuestro fueron capturadas tres personas, entre ellas una mujer auxiliar del Ministerio Público de la Procuraduría General de Justicia del Estado.

La servidora pública colaboró en proporcionar las personas que se encargarían de privar de la libertad a un empresario de insumos agrícolas, por cuentas pendientes por trabajos de cobranza.

Se trata de Ana María Ramírez Armenta, de 30 años de edad, asistente del fiscal especial en actividad comercial.

Entre los detenidos se encuentra el esposo de ésta, identificado como Juan Arturo Hernández Sillas, de 26 años. Ambos con domicilio en la colonia Villa Bonita.

También fue atrapado Natanael Velázquez Graciano, de 34 años de edad, con domicilio en la colonia 5 de Mayo.

De acuerdo a la Averiguación Previa CLN/SEC/13/2013, el pasado día 12 de septiembre es privado de la libertad un comerciante al salir de sus oficinas, ubicada en la colonia Lomas del Bulevar.

La víctima fue maniatada y llevada a ocultar por un camino vecinal al sur de la ciudad. Los delincuentes argumentaron a la víctima que lo habían “levantado” ya que le debía la suma de un millón 750 mil pesos a Velázquez Graciano.

Velázquez Graciano, había sido gestor de cobranza por honorarios de la empresa de la víctima y al renunciar a la misma no había recibido liquidación conforme a lo que, según él, le correspondía por asuntos y tramites.

No conforme con ello, Velázquez Graciano se dirigió a las instalaciones de la Subprocuraduría de Justicia en donde se encontró con su “vieja amiga” la licenciada Ana María Ramírez Armenta, a la que le expuso el problema.

Entre ambos decidieron “pegarle un susto” al empresario y privarlo de la libertad.

Ramírez Armenta apoyada por su esposo Juan Arturo Hernández Sillas, consiguieron demás cómplices para cometer el delito.

Una vez sometido el empresario, fue obligado a llamar telefónicamente al departamento administrativo de su empresa, para que elaboraran varios cheques sumando la cantidad arriba señalada.

Velázquez Graciano, cobró uno de los cheques, resultando el resto no cobrables por falta de fondos. Ello, debido a un error en la institución crediticia.

La víctima fue liberada con la condición de elaborar nuevos los cheques, pero para ser cobrables en otros bancos.

Días después, Velázquez Graciano, contactó con personal administrativo de la empresa en donde laborada y los extorsiona con nuevos cheques.

Fue durante un trabajó encubierto cuando oficiales de la UEA logran capturar a Velázquez Graciano, cuando recogía los documentos bancarios.

La pareja, Ana María Ramírez Armenta y Juan Antonio Hernández Sillas, es arrestada horas después durante un operativo realizado por un bulevar principal del fraccionamiento Los Arcos.

 

Redacción /ExtraOficial