Canícula: ya vienen los 40 días más calurosos del año en México

Compartir
  •   
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  


En pleno desarrollo de la temporada de huracanes que mantiene actualmente una intermitente actividad de fenómenos meteorológicos sobre el Océano Pacífico, iniciará este 22 de julio el periodo de la “Canícula” en México, el cual consiste en el aumento de las temperaturas, debido a un calentamiento excesivo del aire, escasa nubosidad y pocas lluvias registradas en distintas regiones de la República Mexicana.

Durante la etapa de la canícula, las temperaturas pueden llegar a superar los 45 grados con una sensación térmica de los 50 grados centígrados, en algunos estados del Océano Pacífico, Golfo de México, así como del Caribe.

De acuerdo al Sistema Meteorológico Nacional, la época de lluvias inicia a mediados de mayo y continúa hasta noviembre, siendo entre los meses de julio y agosto, donde se deja sentir un aumento considerable de temperaturas y un descenso gradual de precipitación, lo que termina por generar el evento climático conocido como canícula, o llamado también “sequia intraestival”, “sequia de medio verano” o “veranillo”, según los modismos coloquiales de la entidad mexicana, donde se presente.

Por lo anterior, es considerado el periodo más ardiente del año, y el más peligroso para los grupos vulnerables, como las mujeres embarazadas, adultos mayores y los niños, por su intensidad y efectos secundarios en el cuerpo humano, como los golpes de calor, deshidratación, quemaduras de piel, aumento de la temperatura corporal, dolores de cabeza, debilidad muscular, descomprensión de la presión arterial, entre otros.

Para este año, se prevé que los calores extremos de la canícula inicien a partir del miércoles 22 de julio y concluyan el sábado 20 de agosto, un poco más de 40 días de intensificación de temperatura, exactamente.

Asimismo, se estima que la canícula no se verá mermada por la trayectoria de los eventos meteorológicos que amenazan con acercarse a las costas de Baja California Sur, ya que los fenómenos creados irán perdiendo fuerza y terminarán por desintegrarse conforme avancen los días, dando paso a la época de calor intenso.

La Comisión Nacional del Agua y el mismo Servicio Meteorológico Nacional, recomiendan a la población mantenerse atentos a la información sobre las condiciones meteorológicas locales, además de exhortar a la ciudadanía a no exponerse mucho tiempo al sol, protegerse bajo la sombra, estar siempre hidratado, usar protector solar, evitar en lo posible actividades en horas con alta incidencia de rayos solares y elegir ropa adecuada para la temporada.

El nombre de “canícula”, proviene de la antigüedad, ya que coincide con la visibilidad de la constelación del Can Mayor, -o Canícula, como era para los romanos- ya que en siglos pasados se pensaba que el calor que generaba el sol se unía con la estrella Sirius –estrella con el mayor brillo de todos- que se posicionaba del lado opuesto al astro en verano.

Por su intenso brillo, se la atribuía a este fenómeno el aumento en la temperatura.

Fuente: Metrópoli.mx