Liberarán a ‘El Mini Lic’, pero aún no definen si permanecerá en EU o lo deportarán a México; su nivel de cooperación fue extraordinario, dijo el juez

Una corte federal de San Diego anunció ayer que dejará en libertad a Dámaso “El Mini Lic” López Serrano, señalado en México como autor intelectual del asesinato del periodista Javier Valdez, al cumplir su sentencia de 72 meses de prisión.

López Serrano enfrentó en California cargos por narcotráfico, pero en Estados Unidos no se le acusa por el homicidio del periodista Javier Valdez.

El Mini Lic, de 34 años, logró una sentencia reducida al entregarse en la garita de Calexico, California, el julio de 2017, y luego declararse culpable de cargos de cons­piración para narcotráfico, además de colaborar con el Departamento de Justicia en el caso contra Joquín “El Cha­po” Guzmán Loera.

El Departamento de Se­guridad Interior determina­rá ahora si deporta a México a El Mini Lic, o le permi­te permanecer en Estados Unidos.

Cuando se entregó a ofi­ciales de Aduanas y Pro­tección Fronteriza (CBP) en Calexico dijo que se ren­día porque sus enemigos lo perseguían.

En la decisión de que per­manezca en EU podría influir que el magistrado Dana Sa­braw reconoció ayer en au­diencia que López Serrano ha expresado arrepenti­miento y cooperado con el gobierno de Estados Unidos.

El juez dijo que El Mini Lic “ha hecho grandes avan­ces desde los daños que co­metió como miembro del Cártel de Sinaloa… Sus ac­ciones han coincidido con sus palabras y creemos en su sinceridad… Este acusa­do ha hecho un gran trabajo para aliviar el daño que ha hecho”.

“Se supo públicamen­te que estaba prepara­do para testificar contra El Chapo… Ha informado extensamente. El nivel de cooperación es extraordi­nario. Se puso en peligro”, siguió el magistrado. Este es un caso excep­cional en muchos sentidos… Es difícil exagerar su parti­cipación en el cártel en los niveles más altos. Era un dirigente, un líder. Tenía su propia celda”, dijo el juez.

Vestido con overol co­lor beige que caracteriza a los presos federales en San Diego, El Mini Lic, con mas­carilla quirúrgica, se expresó en español:

Sólo quiero pedir una disculpa a todas aquellas personas a las que perjudi­qué tanto con mis acciones. Hice mal y lo reconozco. Me equivoqué al elegir ese camino.

He sufrido la pérdida de muchos familiares y amigos. He pasado por momentos difíciles y dolorosos, pero mi familia estuvo conmigo a través de ellos… Voy a ser una persona completamen­te diferente a la que solía ser. Te pido una oportunidad para comenzar una nueva vida”, dijo López Serrano.

El abogado defensor de El Mini Lic, Matt Lombardi, dijo, por su parte, que “ha pasado por mucho sufrimiento estos últimos años, que tuvo que pasar por lo que hizo antes. Entiende el daño que causó en Estados Unidos y Méxi­co… Ha venido recorriendo un largo camino. Ha sido un recluso ejemplar”.

Con información de Excélsior