La seguridad en Sinaloa era una antes y otra después de usted, dice Quirino a AMLO

Compartir
  •   
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

San Juan, San Ignacio, Sinaloa.- Ante el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, el gobernador Quirino Ordaz Coppel dijo estar de acuerdo en la propuesta de que la Guardia Nacional se incorpore al Ejército Mexicano, pues se convertirá en el principal baluarte en la lucha contra la delincuencia.

“Quiero dejar muy en claro mi total apoyo a la propuesta de que la Guardia Nacional dependa del Ejército Mexicano, y que se realice la reforma constitucional porque ello garantizará su permanencia. Los que estamos en tierra, en el campo de batalla, trabajando en el día a día, en la calle, somos quienes verdaderamente apreciamos el gran trabajo y la labor que hace la Guardia Nacional, es un cuerpo muy profesional de gente muy talentosa, dedicada, con una enorme vocación y realmente es muy fácil criticar, decir desde fuera, desde los escritorios, desde las oficinas, pero a nadie podemos tener mejor aprecio y valor que quienes estamos enfrente. Y sin duda alguna, la Guardia Nacional se convertirá en nuestro principal baluarte en contra de la delincuencia”, aseguró.

En cuanto a la carretera San Ignacio-Tayoltita, el gobernador Quirino Ordaz Coppel destacó que además reforzará las tareas de seguridad en la región, y aprovechó para expresar un reconocimiento al presidente de México por el apoyo que otorgó a su gobierno en esta materia.

“Uno de los temas donde siempre estaremos agradecidos con usted, señor presidente, la seguridad en Sinaloa era una antes y otra después de usted”, reconoció.

Ordaz Coppel señaló que entre San Ignacio y Tayoltita, Durango, siempre ha existido una relación comercial entre ambas comunidades, a pesar de que ni siquiera los unía una carretera, sólo un recorrido a caballo o mulas por la ribera del río, “y si estas poblaciones han sido capaces de desarrollar toda una región, sin contar con una carretera, imaginen lo que podrán hacer con una buena carretera, el doble o el triple del desarrollo que han conseguido”.

Añadió que esta zona históricamente ha unido a los sinaloenses con Durango, pero que durante mucho tiempo estuvo olvidada por los gobiernos, por lo que consideró que no hay mejor justicia, que llevar este desarrollo a pueblos que tienen las mayores necesidades.

Por su parte, el presidente Andrés Manuel López Obrador, reconoció que esta carretera San Ignacio-Tayoltita abrirá una nueva vía de unión entre estas dos poblaciones, y ayudará al comercio o incluso al traslado de enfermos, pues actualmente la única vía de comunicación expedita es mediante avionetas.

“Es una gran obra, son 103 kilómetros, que atraviesa la sierra, esto va a ayudar mucho la comunicación de Tayoltita a San Ignacio, y me da mucho gusto haber participado en esta supervisión, el estar viendo cómo se avanza, y vamos a seguir viniendo a supervisarla hasta que se termine y luego a inaugurarla”, adelantó.

López Obrador hizo un reconocimiento al gobernador Quirino Ordaz Coppel, con quien ha trabajado muy bien de manera coordinada en beneficio del pueblo de Sinaloa. “No nos hemos confrontado, no nos hemos peleado, al contrario, hemos trabajado en armonía por el bien de Sinaloa y por el bien de México”, concluyó.

En la explicación técnica de los avances de la carretera, el subsecretario de Infraestructura de la SCT, Jorge Nuño Lara, informó que el avance total del 41 por ciento, con los primeros 15 kilómetros ya pavimentados, del km 15 al km 79 en trabajos de revestimiento, del km 79 al km 87 en trabajos de subrasante, lo cual avizora que para diciembre del 2022 se pueda abrir la carretera como camino de terracería en su mayoría, pero cuya conclusión con el 100 por ciento de pavimento será a mediados del 2023.

Al evento también asistió como invitado especial el gobernador electo, Rubén Rocha Moya, así como el secretario de Comunicaciones y Transportes, Jorge Arganis Díaz Leal; el secretario de la Defensa Nacional, general de División, Luis Crescencio Sandoval González; y como anfitrión, el presidente municipal de San Ignacio, Iván Ernesto Báez Martínez.