Detectan alarmante subvariante de Ómicron; se propaga más rápido

Se trata de la súper variante BA 2.75. Con potencia de contagio notable, cinco veces más que Ómicron 5, considerada a su vez 17 veces más rápida para difundirse que las anteriores variantes. Nació en la India y ya hay más de cuarenta casos confirmados.

Pero la distribución es ya internacional porque de la nueva súper variante hay casos en Australia, Canadá, Alemania, Gran Bretaña y Nueva Zelanda, donde los laboratorios pudieron depositar al menos una secuencia de BA 2.75.

La recién llegada refuerza las variantes de Ómicron que están relanzando la pandemia en el mundo con particular difusión en Europa pese al verano, pero ayudadas por millones de turistas que han dejado de lado las precauciones, hartos de soportar un tercer año de Covid-19.

Las autoridades se han acomodado y el resultado es que el virus circula a toda velocidad. En Italia y Gran Bretaña señalan que hay más de tres millones de contagiados por Ómicron 5 en cada país, los más castigados de Europa. En Italia, que este martes registró 132.270 casos y 94 fallecidos, los muertos se avecinan a 170 mil y en Gran Bretaña a 200 mil desde el comienzo de la pandemia, en febrero de 2020.

Las subvariantes de Ómicron se han convertido en dominantes en todo el mundo, con nuevas mutaciones en rápida evolución.

Mutaciones
El virólogo Tom Peacock, del Imperial College de Londres, dijo que lo más preocupante a seguir con atención urgente es que la nueva súper variante posee 45 mutaciones con BA.5 y 15 que son exclusivas, indica La Nación.

Entre ellas, se destacan 8 mutaciones en la proteína Spike, que facilita la entrada del virus en las células humanas. En particular hay cinco mutaciones en el dominio N-terminal, “que son preciosos objetivos para la neutralización de los anticuerpos”, dijo el científico.

Pero BA 2.75 ha reservado otras sorpresas. Por ejemplo hay cuatro mutaciones en la región del dominio del receptor, que actúa como otro puente para permitir el ingreso del virus en las células a través del receptor ACE2.

Los primeros estudios indican que la mayor eficacia en los contagios no se traduce en el incremento de patologías graves. Y al parecer los vacunados que se contagian con BA 2.75 están mejor protegidos contra la enfermedad que los no vacunados, como ocurre hasta ahora con las todas las variantes de Ómicron.
Con información de Agencias