Desaparecidos: familiares en Busca

Compartir
  •   
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

ExtraOficial/Daniel Gaxiola

Culiacán, Sinaloa.-Iniciaron su cuarta búsqueda este jueves, es el Movimiento Nacional Por Nuestros Desaparecidos de México y aquí continuaron la incansable labor que como muchos grupos realizan en todo el país, con la esperanza de encontrar a uno de los miles de desaparecidos que aun forman parte de una larga lista de cada Procuraduría de Justicia.

Desde muy temprana hora, los integrantes llegaron a este huerto de mangos y parcelas de cultivo localizados al oriente de la sindicatura de Aguaruto, en Culiacán, la capital de Sinaloa. Del 20 de enero a la fecha realizaron cuatro búsquedas pero sólo lograron encontrar a uno, fue en la sindicatura de Sataya, municipio de Navolato, el mismo que entre 2008 y 2010 fue uno de los más violentos del país.

Mantienen el buen ánimo con la esperanza de encontrar a uno más cada día, al menos a una de las mil 458 víctimas de las que consta registro en la Procuraduría de Sinaloa, pero la cifra negra puede ser aún mayor.

Hoy terminan el día sólo revisando una zona en la que les advertían la existencia de fosas clandestinas, pero después de diversas excavaciones nada se encontró.

[embedyt] http://www.youtube.com/watch?v=B3OnsKMnVug[/embedyt]

 

Marisela Orozco; Dezplazada que sigue buscando

En todo el país la base de datos oficial sobre personas desaparecidas habla de 14 mil 257 víctimas que por alguna razón fueron arrancadas del seno familiar, pero las estadísticas considerando la cifra negra refiere más de 20 mil hasta el año 2016.

Tan sólo en Sinaloa durante enero 54 personas fueron privadas de su libertad, de la misma forma en la que Marisela Orozco Montalvo perdió a su hijo Gerzon Quevedo Orozco aquel 15 de marzo de 2014, en Medellín, Veracruz… un estudiante de arquitectura por quien pidieron rescate por su libertad.

Al no obtener la respuesta esperada uno de sus hermanos atendió la alerta de uno de sus amigos, quien le aseguró que su hermano estaba en una casa, después de eso fueron acribillados… su segundo hijo murió, Alan Quevedo, un jugador de sub 17 de Tiburones, y su yerno de 25 años, joven empresario y campeón de Taekwondo.

Después de eso la familia tuvo que huir del estado de Veracruz, puesto que el organismo al que se integró, “Familiares en busca María Herrera” fue incómodo para muchos… lejos de garantizar la seguridad, la autoridad en todo el país no ha hecho lo suficiente para bajar los índices delictivos.

[embedyt] http://www.youtube.com/watch?v=Lbcrq-hvvo0[/embedyt]

 

Buscan… con fe en encontrarlos

Carlos Aurelio es un sacerdote que acompaña a la Brigada parta la búsqueda de personas desaparecidas, es un hombre de fe, originario de San Nicolás de los Garzas, Nuevo León…  es el apoyo moral en los momentos difíciles de quienes no siempre tienen la energía para seguir adelante, un abrazo, la oración y la fe los vuelve a poner de pie para continuar rastreando.

Está aquí por necesidad de no ser indiferente a la realidad de México, a la realidad de entidades como Sinaloa, como Guerrero, como Tamaulipas… muchos en los que una desaparición dejó marcadas a muchas familias.

Hay días en los que se cumple otro mes o un aniversario más, hay días buenos y malos, en estos últimos entra la fe, que se refuerza al encontrar a una de esas víctimas, pues será una familia más que podrá decir “Te encontré”.

Carlos Aurelio considera que su papel en esto es seguir el ejemplo de Jesús, según su religión…

[embedyt] http://www.youtube.com/watch?v=-5gaBqqIQXI[/embedyt]