Con destitución de Ferreiro, viudas de policías han demostrado lo que dice el presidente Andrés Manuel López Obrador, “el pueblo pone, el pueblo quita”: Rocha

Culiacán, Sinaloa.- Con la destitución de Jesús Estrada Ferreiro, las viudas de policías y entre otras cosas, quedó demostrado que puede darse la revocación de mandato, cuando un gobernante no cumple con sus funciones correctamente como lo dice el presidente Andrés Manuel López Obrador, “el pueblo pone, el pueblo quita”, afirmó el gobernador del estado, Rubén Rocha Moya.

En su conferencia Semanera de este lunes, el mandatario sinaloense comentó que aunque Estrada Ferreiro, ya hubiera pagado algo a las viudas de policías, como lo dijo el hoy ex alcalde, a partir de hoy se les va a pagar todo conforme a la ley, ya que dijo van a revisar todo y a regularizar todo para el pago a las viudas de policías, lo cual ya lo platicó con el nuevo alcalde de Culiacán, Juan de Dios Gámez y sí hay solvencia para esos pagos, aseguró.

Rocha Moya, aseguró que categóricamente no habrá cacería política por parte del Gobierno del estado, ya que quien persigue los delitos es la Fiscalía General del Estado, lo que sería una persecución penal, por lo que dijo que las personas que laboran en el Ayuntamiento de Culiacán y que sean citadas a declarar solamente tienen que cumplir y aclarar lo que se les pida.

“Termino felicitando a la Fiscalía General del estado, al Congreso del estado, así como al propio Cabildo del municipio de Culiacán, por esta conjunción de esfuerzos institucionales para que se diera lo que ocurrió fue la declaratoria de procedencia, en el caso el expresidente, no celebró para nada, el presidente dice que se fue porque si no el domingo lo hubieran agarrado, según leí, pero él es un jurista, lo que no tengo idea es quién lo iba agarrar si no tiene orden de aprehensión, el problema es que luego se confunden las cosas, nadie los va agarrar, nosotros no los vamos a perseguir, este es un problema de la Fiscalía”, recalcó.

Reiteró que es un proceso de investigación por presuntos delitos,  pero puede ser que al llegar a finales por parte de la Fiscalía de Sinaloa, se les diga “fíjense que no había nada, creíamos que había y no había, se terminó, incluso quedan habilitados para volver.