CJNG y Cártel de Sinaloa ‘son Estados dentro de un Estado’, advierte fiscal de EU

Compartir
  •   
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  


Los dos cárteles son los mayores proveedores de estupefacientes de ese país, principalmente de metanfetamina.
  

El fiscal general de Estados Unidos, William Barr, sostuvo que tanto el Cártel de Sinaloa (CDS) como el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), los dos grupos del crimen organizado con más fuerza en el país, tienen por sí mismos la capacidad de un Estado aunque se encuentren al interior de otro Estado, en este caso, México.

«Casi todas las drogas ilícitas (que entran a Estados Unidos) provienen de México y están controladas por estos dos cárteles dominantes, que en realidad, son Estados dentro de un Estado. Actúan con impunidad o han actuado con impunidad. Y hasta que podamos abordar de manera decisiva la situación en México, no veremos el fin del problema de las drogas», agregó.
Te recomendamos…
Fuertes amenazas a jugadores del Perugia tras descender a la Serie C en el futbol de Italia

Durante una conferencia de prensa donde presentó los resultados de la Operación Escudo de Cristal anunciada en febrero, también dio detalles sobre el mapa del tráfico de drogas que inundan Estados Unidos y confirmó lo que era un secreto a voces, ambos cárteles son los mayores proveedores de estupefacientes de ese país, principalmente de metanfetamina.

«Anteriormente, la metanfetamina se fabricaba principalmente en los Estados Unidos. Se cocinaba en el país, a pequeña escala. Ahora lo fabrican a escala industrial los dos principales cárteles de México: Sinaloa y CJNG», dijo.

Detalló que la metanfetamina del CDS comandado por Ismael El Mayo Zambada y la del CJNG comandado por Nemesio Oseguera El Mencho, cruza la frontera a través de una red de distribución donde, inicialmente, se dirige a ciudades grandes de Estados Unidos como Atlanta, Dallas, El Paso, Houston, Los Ángeles, Nueva Orleans, Phoenix, San Diego y St. Louis.

Una vez en estas ciudades que son focos rojos en el tráfico de metanfetamina, la droga se disemina y distribuye por todo el país. «Ahora se ha trasladado a estados, áreas y comunidades donde no lo habíamos visto antes. Por lo tanto, se está convirtiendo en gran medida, y se ha convertido en realidad, en un problema nacional y está devastando a las comunidades».

Advirtió que la metanfetamina mexicana, fabricada por el CDS y el CJNG, es «muy pura y potente en comparación con la producción anterior de los Estados Unidos, y es extremadamente barata, lo que le ha permitido afianzarse».

Lamentó los estragos, tanto físicos como mentales, que están teniendo las drogas, principalmente la metanfetamina, entre la población de Estados Unidos que cada vez consume más de la gama de estupefacientes traficados desde México.

«La metanfetamina es una droga muy peligrosa y mortal que causa estragos en el cuerpo. Creo que todos hemos visto el antes y el después: los dientes se caen, costras en la cara, parecen zombis andantes. Destruye la salud de la persona adicta y altera gravemente la mente. Está destruyendo la capacidad de las personas para controlar sus impulsos. Impulsa la ira, la rabia y la agresión. Conduce, con frecuencia, a la violencia», explicó en su mensaje a medios.

Paralelamente, el fiscal general de Estados Unidos reconoció la gestión del presidente Andrés Manuel López Obrador en el combate al narcotráfico y adelantó que ambos países tienen discusiones «muy prometedoras» sobre lo que sigue bilateralmente en el combate a las drogas.

«Se ha avanzado con México. Hemos tenido algunas discusiones muy prometedoras con la nueva administración de AMLO, el presidente AMLO», dijo Barr

Explicó que al inicio de la actual administración no hubo muchos resultados, ni la cooperación deseada entre ambas naciones, sin embargo, después de los viajes que hizo a la Ciudad de México a principios de año, todo mejoró.

«Hice dos viajes allí en diciembre de 2019 y enero de 2020. Y aunque no habíamos obtenido ninguna extradición de capos de la droga y miembros de cárteles bajo esa nueva administración, después de esas visitas, tuvimos más de 60 extradiciones. Hemos seguido trabajando en conjunto con los mexicanos para aprehender a líderes de cárteles adicionales para su extradición a Estados Unidos», ahondó al respecto.

Barr lamentó que la pandemia de la Covid-19 haya frenado los esfuerzos bilaterales para luchar contra los cárteles de la droga, sin embargo, se dijo confiado de que se reanudarán las operaciones con mayor fuerza, una vez que quede diezmada la enfermedad y se levanten los cierres sanitarios que ha acarreado.

«Teníamos un plan bastante sólido para trabajar con los mexicanos destruyendo los laboratorios de metanfetamina. Desafortunadamente, el covid-19 ha intervenido y ha moderado gran parte del progreso que habíamos estado haciendo: reduciendo nuestro impulso. Pero estamos seguros de que a medida que disminuya el covid-19, volveremos a encarrilarnos con México y tendremos una operación mucho más sólida allí», sostuvo.

La Operación Escudo de Cristal, en números

En el mensaje que dio de manera conjunta con el jefe interino de la DEA (Administración para el Control de Drogas, por sus siglas en inglés) Timothy J. Shea, el fiscal Barr compartió algunos de los resultados que ha tenido la Operación Escudo de Cristal desde su puesta en marcha, reportada en su momento por MILENIO.

Hasta la fecha se han registrado mil 800 arrestos, se han incautado casi 13 toneladas de metanfetaminas, equivalentes a 65 millones de dosis, además 43.3 millones de dólares y 284 armas de fuego.

«La pandemia de covid cerró muchas comunidades e impactó negocios legítimos, pero el tráfico de drogas continuó. En condiciones difíciles, la DEA, junto con nuestros socios federales, estatales y locales, nunca dejó de trabajar mientras ayudamos a detener el flujo de metanfetamina en nuestras calles, incluso cuando los traficantes de drogas violentos buscaban nuevas formas de introducirla de contrabando en los Estados Unidos», concluyó Shea.

Fuente: Milenio