Detienen a dos presuntos secuestradores de un comerciante

Compartir
  •   
  •   

 

Culiacán, Sinaloa a 19 de Enero del 2013.- Una pareja (hombre y mujer) fueron capturados por personal de la Unidad Especializada Antisecuestros (UEA), acusados de su presunta participación en el secuestro de un comerciante registrado la tarde del día 07 de Diciembre del año pasado.

 

El matrimonio confesó su trabajo pleno en el plagio, y que junto con ellos están involucradas tres personas más del sexo masculino.

 

El Comandante “Julio” Coordinador General de la UEA, informó que los detenidos dijeron llamarse Bardo Leonardo Payán Avitia, de 28 años de edad y su esposa Sulema Márquez González, de 25 años, ambos con domicilio en calle Santa Lucia de la colonia 7 Gotas de esta ciudad.

 

Bardo Leonardo y Sulema fueron arrestados mediante una orden de presentación girada por la fiscalía especializada en el combate al delito de secuestro de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE).

 

La pareja es acusada de la privación ilegal de la libertad del propietario de un “Yunque”, ubicado en la colonia Toledo Corro. La tarde del día 07 de diciembre, la víctima realizaba algunas tareas propias del local, acompañado de varios trabajadores.

 

En un momento dado aparecieron tres sujetos con el rostro cubierto con “capuchas” y mostrando en sus manos sendas pistolas automáticas. Con lujo de violencia, los delincuentes sacaron del inmueble al propietario y lo subieron a bordo de un vehículo Honda de color blanco modelo 1998 sin placas de circulación.

 

Horas después los delincuentes se comunicaron vía telefónica con la familia de la víctima, exigiendo por la liberación de la víctima la suma de tres millones de pesos en efectivo.

 

El afectado fue mantenido en cautiverio en un domicilio de la colonia 7 Gotas, mismo que la pareja había rentado siete días antes de cometer el delito.

 

Durante días posteriores las negociaciones continuaron y los tipos detectaron que la familia no contaba con dinero suficiente para realizar el pago del rescate.

 

Fue cinco días después cuando la víctima es liberada tras la entrega de poco más de 120 mil pesos. El dinero fue depositado en una bolsa y colocado debajo de la pila de agua que se localiza en el poblado de La Limita de Hitaje. La UEA realizó secreto operativo, pero no accionó hasta ver en libertad al afectado.

 

El comerciante fue rescatado por miembros de la UEA sobre el bulevar Agricultores, en las inmediaciones de la escuela Veterinaria. Las investigaciones continuaron por parte de la Unidad Antisecuestros de la PGJE hasta que se logró identificar y posteriormente dar con el paradero de dos de los presuntos participantes en el plagio.

 

 

Redacción /ExtraOficial